BREVE ANÁLISIS DE LA REFORMA DE LOS JUICIOS DE DESAHUCIO POR PRECARIO EN CASOS DE OCUPACIONES ILEGALES. LEY 5/2018, DE 11 DE JUNIO

Francisco Villar GallardoBREVE ANÁLISIS DE LA REFORMA DE LOS JUICIOS DE DESAHUCIO POR PRECARIO EN CASOS DE OCUPACIONES ILEGALES. LEY 5/2018, DE 11 DE JUNIO

Con la entrada en vigor de la Ley 5/2018, de 11 de junio, publicada el pasado día 12 de junio en el BOE, mediante la cual se reformaban algunos aspectos de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de arrendamientos urbanos y ocupación ilegal de viviendas, se pretende agilizar la tramitación de los procesos judiciales de desahucio para la recuperación de aquellas viviendas cuyos dueños se hayan visto privados de su posesión sin su consentimiento, esto es, que se encuentren ilegalmente ocupadas por terceros.

Entre los aspectos más relevantes de esta modificación normativa podemos destacar los siguientes:

a. La reforma únicamente afecta a los inmuebles que tengan la consideración de primera o segunda vivienda, dejando fuera a los locales de negocio o similares.

b. El beneficiario de esta reforma es “la persona física que sea propietaria o poseedora legítima por otro título, las entidades sin ánimo de lucro con derecho a poseerla y las entidades públicas propietarias o poseedoras legítimas de vivienda social”, es decir, quedan excluidas, entre otras, las comunidades de bienes o las entidades financieras y sus inmobiliarias.

c. La demanda podrá dirigirse genéricamente contra los desconocidos o ignorados ocupantes de la vivienda, sin perjuicio de la notificación que de ella se realice a quien concretamente se encontrare en la posesión del inmueble al tiempo de llevar a cabo dicha notificación, y se deberá acompañar a la demanda el título en que el demandante “funde su derecho a poseer” (escritura, nota simple, contrato, etc.).

d. El demandante podrá solicitar la inmediata recuperación de la vivienda. En este sentido, se requerirá a los ocupantes para que, en el plazo de 5 días aporten título suficiente para justificar la situación posesoria de la vivienda. En ausencia de repuesta, o siendo la misma insuficiente, el Juzgado ordenará inmediatamente la entrega de la vivienda a su titular.

e. En caso de que los ocupantes no contesten la demanda en el plazo legalmente previsto, el Juzgado dictará sentencia sin más trámites.

f. Los únicos motivos posibles de oposición por los demandados serán (i) la existencia de título suficiente frente al demandante para poseer la vivienda o (ii) la falta de título por parte de aquel; entendemos que también cabrá invocar ambos conjuntamente.