Cómo convocar judicialmente una junta de socios de una empresa

pablo-sanchezContesta Pablo Sánchez, especialista en Asesoría de empresas.

Para la convocatoria judicial de junta de socios con uso de la Ley de jurisdicción voluntaria, la ley expresamente prevé como obligatoria la intervención de abogado y procurador.

La regla general en los expedientes de jurisdicción voluntaria es que la intervención de ambos profesionales no es obligatoria. Sin embargo, en determinados supuestos como el que se nos consulta el legislador ha exigido que la intervención de ambos profesionales sea obligatoria.

En materia mercantil la ley de jurisdicción voluntaria puede ser utilizada para distintos fines. A saber:

Para la exhibición de los libros de las personas obligadas a llevar contabilidad. En este caso es obligatoria la intervención de abogado y procurador como excepción a la regla general.

También puede utilizarse el procedimiento de jurisdicción voluntaria para convocar juntas generales de sociedades mercantiles. De igual modo en este caso es preceptiva la intervención de abogado y procurador.

Si pretendemos nombrar y revocar liquidador, auditor o interventor el procedimiento también será el de la ley de jurisdicción voluntaria. De igual modo en este caso es obligatoria la intervención de abogado y procurador.

En la reducción de capital y la amortización o enajenación de las participaciones sociales o acciones a articular por medio de la ley de jurisdicción voluntaria también es obligatoria la contratación de abogado y procurador.

Ocurre lo mismo con la disolución judicial de sociedades así como con la convocatoria de la Asamblea General de obligacionistas.

Con el robo, hurto, extravío o destrucción de títulos valores o representación de partes de socio, la ley de jurisdicción voluntaria obliga a hacer uso de ambos profesionales.

No es preceptiva, sin embargo, la intervención de abogado ni de procurador para el nombramiento de peritos en contratos de seguro dentro del marco de la ley de jurisdicción voluntaria.

Con independencia de que la intervención de abogado y procurador sean exigibles o no, nuestro consejo, dado que estamos hablando de materias complejas, es que para el inicio de cualquier tipo de actuación que venga recogida en la ley de jurisdicción voluntaria tanto si es en materia de naturaleza mercantil como en cualquiera otra de las materias que esa ley regula, es que se haga uso de los servicios de técnicos especialistas en la materia.