Bankia devuelve el dinero de sus acciones compradas a la salida a bolsa

¿Por qué ofrece ahora BANKIA a sus clientes el pago del 100% de las acciones adquiridas en julio de 2011 cuando realizó la oferta pública de suscripción (OPS)?

Nada es por casualidad. Tras el dictado el 3 de febrero de 2016 por parte del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de las sentencias 23 y 24 de este año, las expectativas para Bankia no eran muy halagüeñas.

En atención a ello, Bankia ha cambiado radicalmente el rumbo de su estrategia. En lugar de mantener su oposición a la avalancha de demandas que solicitaban la nulidad de aquellas compras de acciones a la salida a bolsa, con distintos argumentos y escaso éxito, ha decidido ofrecer a sus clientes la restitución del 100% del valor de las acciones más un 1% de interés desde la compra de esas acciones adquiridas en junio de 2011.

¿Conviene a los clientes acceder al ofrecimiento de Bankia o demandar judicialmente?

Bankia ofrece menor de lo que judicialmente se obtiene. La diferencia radica en el interés ofrecido respecto al legal del dinero. Bankia ofrece un 1% mientras que judicialmente se obtiene el interés legal (4% para 2011, 2012, 2013 y 2014 y un 3,5% para 2015).

Para cantidades no muy elevadas (hasta 3000€) el ofrecimiento de Bankia puede ser una buena solución. Se evita el procedimiento judicial, se consigue recuperar el dinero invertido con cierta rapidez y lo perdido en intereses no supone una gran cantidad de dinero.

Para cantidades más elevadas si el cliente no tiene prisa en recuperar lo invertido convendría exigir el pago del interés legal (4% para 2011, 2012, 2013 y 2014 y un 3,5% para 2015). No obstante, será el cliente quien deberá de valorar, ponderar y decidir.

De lo que no hay duda es de la decisión que debe tomarse o adoptarse para el supuesto en el que el procedimiento judicial esté ya iniciado. En este caso hay otro factor a tener en cuenta, las costas del procedimiento.

¿Quién pagará los honorarios del abogado y el procurador, en su caso?

Deberá ser Bankia quien haga frente a esos gastos. En caso contrario, el ofrecimiento de Bankia resultará antieconómico.

Iniciado ya el procedimiento, el acuerdo con Bankia, de quererse, debe pasar por las manos de su abogado y ser homologado judicialmente. Acceder al ofrecimiento de Bankia en estos casos sin conocimiento ni asesoramiento de su abogado puede ocasionar perjuicios al cliente al verse obligado a pagar a su abogado y a su procurador con cargo a su bolsillo.

En cualquier caso, consulte con su abogado.

Ignacio Gally Muñoz