¿Cómo afectan los tipos de interés negativos?

Los tipos de interés evidentemente afectan tanto a la banca como a los clientes.

En caso de que fuera usted a pedir un préstamo se podría llegar a dar la situación de que el banco le tuviera que pagar, lo que no se conjuga muy bien con lo que es el negocio bancario.

En contra de lo que pueda parecer, los tipos de interés negativos nos pueden afectar (a los clientes) de una manera negativa. La bajada de los tipos de interés ha hecho bajar los ingresos en los bancos; el margen por intereses se va estrechando y, en definitiva, el banco gana menos dinero.

Ello implica que los bancos tengan que buscar otras alternativas para ganar dinero, otros rendimientos, otros tipos de productos. Habrá por ello que activar las alarmas al máximo para intentar que el banco no "nos coloque" algún producto complejo y tóxico.

Lo que le aconsejamos desde UNAES es que usted contacte previamente con un abogado especialista en Derecho bancario para recibir el correcto asesoramiento a la hora de contratar productos financieros.