El rejoneador Manzanares es absuelto de una agresión en una discoteca

Ignacio Gally Muñoz

El juzgado de lo Penal número 3 de Alicante dictó, el jueves 16 de marzo, la absolución del rejoneador Manuel Manzanares y de un amigo suyo por la agresión a un joven, que estuvo varios días en coma, en la puerta de una discoteca de Alicante en la madrugada del 1 de noviembre de 2011.

Según establece la sentencia, no se ha podido acreditar que el amigo del rejoneador propinara un puñetazo al joven herido ni que Manzanares le amenazara de muerte tras molestar a su novia dentro de la discoteca.

Ignacio Gally Muñoz, abogado especialista en Derecho Penal de UNAES, ejerció la defensa de Manuel Manzanares en el juicio celebrado el pasado 12 de mayo de 2016.

Inicialmente, la Fiscalía solicitaba para el rejoneador dos multas de 500 euros por una falta de amenazas y otra de maltrato de obra sin causar lesión. Para el otro acusado, el Ministerio Público pedía una condena a 18 meses de prisión y una indemnización de 12.860 euros a la víctima por las heridas sufridas.

La acusación particular, ejercida por el abogado Juan Miguel Gualda Gómez, solicitaba penas de 21 meses de prisión para los dos acusados y el alejamiento de la víctima, aunque alternativamente planteaba para Manzanares la misma multa que reclamaba la Fiscalía. En cuanto a la indemnización, reclamaba que los procesados abonaran al agredido 39.791 euros por las lesiones y secuelas.

El abogado de la víctima estudia la posibilidad de recurrir la sentencia absolutoria.