Pensión de viudedad en caso de haber sido víctima de violencia de género

Tras el fallecimiento de su marido una señora solicitó pensión de viudedad, que fue estimada en la instancia y denegada en sede de suplicación por haber transcurrido más de diez años entre la fecha de la separación judicial y la muerte del causante.

La LGSS incorpora crecientes requisitos para que quienes fueron cónyuges del fallecido puedan acceder a la pensión de viudedad, y establece una flexibilidad transitoria de la que excepciona su exigencia cuando se trate de víctimas de violencia de género.

Que solo las mujeres puedan acceder a la condición de pensionistas de viudedad como víctimas de violencia machista no comporta necesariamente que deba haber una previa tipificación o calificación jurídica de que concurre tal condición. La LGSS flexibiliza su criterio y a efectos de lucrar la pensión permite acreditar "que eran víctimas".

En el caso sometido a casación unificadora (ver recurso de casación 3106/2014 de la Sala 4ª del Tribunal Supremo de 20 de enero de 2016), tres años antes de la separación se produce una denuncia específica de malos tratos, serio indicio de que éstos han existido. Si bien no se está ante un medio de prueba plena si debe contextualizarse con el resto de la crónica judicial de lo acaecido.

La sentencia absolutoria de aquel procedimiento se debió a que la propia denunciante retiró la acusación, y no es difícil atisbar en ello una conducta paralela a la de quien asume su separación o divorcio sin derecho a pensión; y la sentencia condenatoria al fallecido por amenazas al hijo y la cercanía de ésta con la prestación de testimonio contrario a los intereses del padre, refuerza la idea sobre el trato violento que la mujer había venido padeciendo.

Para el Supremo se han aportado suficientes medios probatorios que permiten deducir que la recurrente venía siendo víctima de violencia de género durante los años anteriores a su separación matrimonial e incluso, indirectamente, durante el propio proceso conducente a ella, debiendo por ello, reconocérsele la pensión de viudedad solo por ostentar la condición de "víctima de violencia de género".