Polémica noticia sobre el acogimiento preadoptivo

acogimiento-preadoptivo

Recientemente, en numerosos medios de comunicación, se ha tratado la noticia de una familia de Sueca que ha tenido durante un largo tiempo a un niño menor en acogimiento preadoptivo y que con mucho sufrimiento para ellos, han tenido que entregar al menor a su madre biológica, a raíz del dictado de una sentencia por parte de la Audiencia Provincial de Oviedo.

Creemos necesario apuntar alguno de los principios básicos o características esenciales del acogimiento preadoptivo ya que el desconocimiento de la figura jurídica nos puede hacer llegar a conclusiones erróneas, tergiversadas también por el morbo que un titular de prensa de estas características tiene para los medios de comunicación.

En estos asunto, tan polémicos, deben garantizarse los intereses de la familia biológica. Según el Tribunal Supremo, el artículo 172 del Código Civil establece, en relación con las medidas de protección que deben adoptarse a favor de los menores desamparados, que "se buscará siempre el interés del menor y se procurará, cuando no sea contrario a su interés, su reinserción en la propia familia"».

Es decir, entiende que el retorno al entorno familiar biológico es, en principio, beneficioso para el interés del menor. No obstante ese retorno solo será aceptable si, además de la evolución positiva de los padres, no exista riesgo de desamparo para el menor, y su devolución al entorno biológico compense su interés en que se mantenga con la familia de acogida, para lo que se tendrá que valorar el tiempo transcurrido en ella, la integración del niño en el entorno y los vínculos afectivos creados.

La Audiencia, sin embargo, después de solicitar todo tipo de informes psicosociales, sobre sus actitudes y aptitudes, así como sobre su entorno, ha concluido en este caso que el interés del menor se satisface con la decisión de que se reintegre en su familia biológica de nuevo.

Por tal movio, se dejan sin efecto el acogimiento familiar preadoptivo. Habrá que estar a la espera de cómo termina este asunto. Lo que no cabe duda es que la figura jurídica del acogimiento preadoptivo tal y como está configurada puede crear problemas como el que hoy conocemos.