¿Puede ser responsable una web de los comentarios hechos por terceros sobre un alojamiento?

comentario en webLa sociedad de la información evoluciona a un ritmo muy rápido y ello debido, sobre todo, a la aparición de Internet, lo que ha tenido como consecuencia que el mundo actual esté cada vez más interconectado.

Existen una gran variedad de aplicaciones y servicios de Internet que permiten interactuar entre sus usuarios (páginas web, portales, blogs, foros…) e intercambiar una gran cantidad de información y datos en poco tiempo.

Una mayor interacción conllevará una mayor probabilidad de que surjan disputas entre los usuarios.

Hay que evitar que Internet, siendo un espacio donde impera la libertad de expresión, sirva de base para llevar a cabo conductas que atenten contra la privacidad, la dignidad y el honor de otras personas.

En la actualidad, adquieren especial relevancia los comentarios publicados en páginas web, los cuales han supuesto una creciente fuente de participación, pero también de conflictividad, en la sociedad de la información de los últimos años.

En España es de aplicación la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico para determinar el régimen de responsabilidad de los prestadores de servicios de alojamiento o almacenamiento de datos. En concreto, sería de aplicación lo dispuesto en el art. 16, el cual dispone: «1. Los prestadores de un servicio de intermediación consistente en albergar datos proporcionados por el destinatario de este servicio no serán responsables por la información almacenada a petición del destinatario, siempre que: a) No tengan conocimiento efectivo de que la actividad o la información almacenada es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización, o b) Si lo tienen, actúen con diligencia para retirar los datos o hacer imposible el acceso a ellos.»

Así, deberá ponderarse en cada caso concreto las específicas medidas de control llevadas a cabo por el prestador de alojamiento, el contenido concreto de los comentarios, los derechos en juego, así como la actuación desplegada por todas las partes. Sólo una vez analizadas todas estas variables se podrá determinar si un prestador de alojamiento debe responder por los comentarios de terceros publicados en su página web.