¿QUÉ HACER SI RECIBES UNA CITACIÓN JUDICIAL?

¿QUÉ HACER SI RECIBES UNA CITACIÓN JUDICIAL?

 

citacion-judicial

A muchos les puede poner nerviosos recibir una citación judicial en su domicilio, ya que son muchas las personas que no saben qué hacer o cómo actuar ante este escenario. Por eso, a continuación, explicaremos qué es una citación judicial y qué tienes que hacer cuando recibes una.

¿Qué es una citación judicial? Su contenido

Una citación judicial es una orden de obligado cumplimiento para el destinatario, ya sea en calidad de testigo, de investigado, de denunciante o querellante o de denunciado. La citación se recibirá en el domicilio del destinatario.

En cuanto a su contenido, este está especificado en el artículo 175 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal o LECrim. Es el siguiente:

  • Fecha y causa de la resolución.
  • Identificación de los citados y la dirección de sus domicilios.
  • Objeto de la citación y la condición en que se cita al destinatario.
  • Fecha, indicando lugar, día y hora, en que ha de presentarse el citado.
  • Obligación de acudir al primer llamamiento y las consecuencias de no hacerlo.

Citación judicial en calidad de testigo

Cualquier persona puede ser citada en calidad de testigo para declarar en el juicio. Así, de acuerdo con el artículo 410 de la LECrim, las personas que residan en España y no presenten ningún impedimento están obligados a declarar como testigos cuando fueran destinatarios de una citación judicial. No obstante, de acuerdo con los artículos 416 y 417 de la LECrim, puede ocurrir que el Juez permita al testigo no declarar por estar emparentado con las partes del procedimiento o por razón de su profesión (el abogado del investigado, por ejemplo).

Citación judicial en calidad de investigado

Existen, en este caso, dos tipos de citaciones:

  • Por delito leve: en este caso, la presencia del abogado de citado no es obligatoria, aunque sí recomendable. Los citados deberán acudir al procedimiento con las pruebas que deseen aportar.
  • Procedimientos abreviado y ordinario: ambos procesos están formados por una fase de instrucción y por otra de juicio oral, de forma que el citado puede serlo para declarar en cualquier de ellas. En cualquier caso, en estos procedimientos es obligatorio que el citado sea representado por procurador y abogado. La multa por no comparecer al primer llamamiento puede ser de hasta 5.000 euros. Si el citado no compareciera tras el segundo llamamiento, podrían acusarle de un delito de obstrucción a la justicia y ser castigado con una pena de prisión de 3 a 6 meses o pena de multa de 6 a 24 meses.

Citación judicial en calidad de perjudicado

También puede ocurrir que el perjudicado reciba una notificación judicial para informarle de que el procedimiento se está llevando a cabo y para ofrecerle la posibilidad de personarse en el mismo. Debemos entender por perjudicado aquella persona que ha sufrido los efectos del delito.

¿Qué ocurriría si no me presentara a una citación judicial?

El artículo 967.2 de la LECrim establece que si las personas que ha sido citadas para comparecer al procedimiento no acuden sin haber alegado alguna causa de justificación podrán ser sancionadas con multas de entre 200 y 2.000 euros. Sin embargo, ya hemos dicho que las multas pueden llegar hasta los 5.000 euros cuando el citado en calidad de investigado no se presenta a un procedimiento abreviado u ordinario.

Con esta información, quedan despejadas todas las dudas que pudiera haber respecto a cómo actuar en caso de recibir una citación judicial. Ya sabes: si te citan, no puedes faltar.

Si necesitas el asesoramiento de una abogado especialista lo más cercano a ti, ponte en contacto con UNAES al siguiente email info@unaes.es y te ayudaremos en lo que necesites.

UNAES ¡Sólo para abogados especialistas!