Solicitud por vía telemática del certificado de actos de últimas voluntades

Sólo en el año 2015 se realizaron casi 650.000 partes testamentarios (partes que los notarios envían al Registro de Actos de Últimas Voluntades para informar de los testamentos que han autorizado, de forma que cuando el testador fallezca, sus familiares puedan localizar qué notario redactó y custodia el testamento).

Ahora, con una sola visita al notario se soluciona aquello para lo que antes se necesitaban cinco o seis desplazamientos.

Por ejemplo, para obtener el Certificado de Últimas Voluntades, el documento que acredita cuál es el testamento vigente a fecha de fallecimiento del testador, el notario puede solicitar en nombre de un familiar por vía telemática este documento al Registro Actos de Últimas Voluntades, que guarda constancia de todos los testamentos existentes, las personas que los han otorgado y qué notarios los conservan. En el año 2015 se han solicitado más de 100.000 certificados online de últimas voluntades desde las notarías.

Lo mismo ocurre con la solicitud de Certificados de Seguros de Vida (130.000 solicitudes desde las notarías en el último año), cuya información puede pedir el notario para que los herederos puedan reclamar el cobro de la indemnización que les corresponda.