Qué documentación hace falta para presentar una demanda de divorcio

documentacion-divorcio

 

Para presentar una demanda de divorcio, el primer documento que hace falta recopilar es el certificado literal de matrimonio. Dicho documento se consigue en el Registro Civil y hay que solicitarlo en el que se inscribió el mismo. Se puede realizar personalmente o por vía telemática.

Si se tienen hijos respecto de cada uno de ellos, hay que solicitar también el certificado literal de nacimiento. De igual modo, dicho documento debe solicitarse en el Registro Civil en el que conste la inscripción del nacimiento de cada uno de los hijos. Puede hacerse presencial y telemáticamente.

Si en su momento se otorgaron capítulos matrimoniales optando por un régimen económico distinto al que correspondiese con arreglo a la legislación vigente en cada momento y comunidad autónoma, deberá acompañarse también la copia autorizada de la escritura de capitulaciones debidamente inscrita en el Registro Civil.

Si el divorcio se pretende tramitar de mutuo acuerdo, hay que acompañar, junto con la demanda, el convenio regulador firmado por los cónyuges en el que se ha de hacer constar todos y cada uno de los apartados previstos en la Ley. Ese documento debe de ser redactado por un abogado especialista en la materia.

Por tal motivo, lo que aconsejamos es que se tome nota de las líneas generales del acuerdo al que quieren llegar los cónyuges y que esas notas o ideas generales se trasladen al letrado para que sea él como especialista en la materia quien redacte ese convenio regulador.

Si el divorcio se presenta en forma contenciosa, al no haber sido posible alcanzar un acuerdo, harán falta determinados documentos, además de los que más arriba se han relacionado (salvo el convenio regulador) y que, aunque no sean obligatorios con arreglo a Ley, sí que serán necesarios para poder defender y probar cada una de las pretensiones y extremos contenidos en la demanda.

Para ello, indudablemente, será necesario el asesoramiento por parte de un abogado matrimonialista o de un abogado especialista en derecho matrimonial. Nuestro consejo es que utilice los servicios de un abogado que tenga conocimiento y experiencia en la materia y de reconocida solvencia, como los que integran la red de abogados especialistas de UNAES.