DIVORCIO EN CUARENTENA

DIVORCIO EN CUARENTENA

 

Sandra Hernanz TerreroEmpezaré diciendo que un divorcio no es un fracaso, es una nueva oportunidad, un nuevo “volver a empezar”.

La situación en que nos encontramos de confinamiento saca muchas cosas buenas de cada individuo, pero también saca lo malo, eso que no queríamos o no veíamos con tanta nitidez. Esas pequeñas o no tan pequeñas fricciones que van mermando las relaciones de pareja y que nos hacen ver que en realidad no era eso lo que queríamos cuando comenzamos esta relación, por ello, más vale cortar a tiempo.

El divorcio es la disolución del vínculo matrimonial, hay diversas fórmulas para hacerlo, que explicaremos a continuación.

DIVORCIO DE COMÚN ACUERDO

Tras la reforma del Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil, ya no hay que alegar justa causa para separarse o divorciarse en España.

El divorcio de mutuo acuerdo o amistoso, es el más recomendable, no sólo por el gran ahorro de costes que conlleva, sino también porque no menoscaba tanto la relación que existía entre ambos.

Para llevar a cabo el divorcio de esta forma hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • Ambos deben estar de acuerdo en el divorcio, lo cual quedará reflejado en el convenio regulador y posteriormente ante el juez.
  • Debe existir un convenio regulador en que se indicarán: cómo quedan repartidos los bienes, todo lo relativo a menores en caso de haberlos o las pensiones acorde a las estipulaciones o necesidades.
  • Puede ser presentada por uno sólo de los cónyuges, siempre que el otro haya mostrado su conformidad de forma manifiesta.
  • Pueden representados por un solo abogado y un único procurador para ambos, ya que hay consenso entre los cónyuges.

DIVORCIO NOTARIAL

Es una modalidad que debería encuadrarse dentro del amistoso, pero por tener ciertas peculiaridades prefiero hacerlo en un apartado diferente.

Es como bien se intuye, un divorcio de mutuo acuerdo, pero que es mucho más rápido que el amistoso, sólo puede llevarse a cabo en parejas que no tengan hijos, ni bienes en común.

Consistiría en ir a un notario, aportando el acta de matrimonio, han de acudir ambos cónyuges y dar de forma fehaciente su consentimiento para la disolución del vínculo que les une, y en pocas horas estarán divorciados.

Es sin duda el más cómodo, rápido y económico, pero siempre y cuando se cumplan los requisitos arriba mencionados.

DIVORCIO CONTENCIOSO

En éste caso es presentado por uno sólo de los cónyuges sin contar con el otro, o bien puede producirse por la ruptura de las negociaciones en el convenio regulador, por lo que necesitamos una demanda por vía judicial para dar notificación a la otra parte.

Ésta vía es más larga y más cara, ya que cada cónyuge deberá contar con su propio abogado y procurador, aunque a veces, es una inversión, sobre todo a nivel emocional y vital, y no un mero gasto adicional.

En éste caso necesitaremos:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado literal del nacimiento de los hijos en caso de haberlos, acompañado de la idoneidad de cada progenitor para la guarda y custodia de los menores.
  • Los documentos necesarios para acreditar el patrimonio de cada miembro de la pareja, sobre todo si ha de darse pensiones compensatorias o de alimentos y la duración de las mismas (actualmente es bastante complicado en España conseguir una pensión compensatoria, puesto que en la mayoría de los casos ambos cónyuges suelen trabajar).

Una vez el juez analice todos los documentos y testimonios, será quien decida el convenio regulador por el que se regirán ambos, desde quién se queda o no o si se vende o no el domicilio familiar, las pensiones de alimentos, quién ostentará la guarda y custodia o cómo se realizarán las visitas.

En caso de que la sentencia no sea del agrado de una de las partes se podrá apelar a la Audiencia Provincial, quien dictará sentencia firme y de obligado cumplimiento para ambos cónyuges.

En definitiva, la infelicidad no debe ser “para toda la vida”, y en estos momentos, el tiempo nos está otorgando y valga la redundancia “tiempo”, para reflexionar y decidir qué queremos hacer con nuestra vida o si la estamos llevando por el mejor camino posible. Por ello es importante que si no crees que tu vida en pareja esté discurriendo como debería, te plantees consultar a un profesional y estudiar con calma las distintas opciones que te ofrece la vida.

Artículo escrito por Sandra Hernanz Terrero, abogada especialista en Matrimonial y Derecho de Familia.

 

Si necesita información más detallada o que nuestra abogada especialista en Matrimonial y Derecho de Familia le ayude en su caso, póngase en contacto con ella en el perfil de UNAES de Sandra Hernanz Terrero dónde tiene todos sus datos a su disposición o envíenos un correo electrónico a info@unaes.es y pida toda la información que desee.

Otros Artículos escritos por Dª. Sandra Hernanz Terrero:

"Mascarilla-19" "Pensiones de Alimentos vs Falta de Ingresos" "Desconfinamiento de los niños. Así podrán salir a la calle" "Nueva Normalidad. Así serán las 4 fases del desconfinamiento" "Intervención de las Comunicaciones" "Madres y Derecho" "Cómo están los puntos de entrega y recogida de menores" "Sanciones en Confinamiento" "La Ablación Genital Femenina" "Mediación Familiar en Confinamiento"

UNAES ¡Sólo para abogados especialistas!